Covadonga I

Esta fue mi primera visita a Covadonga. Asturias es preciosa y tenía ya muchas ganas de visitar esa zona. Fue un viaje corto, pero me quedé deslumbrada con tanta belleza y de hecho he vuelto.

El pueblecito de Covadonga es pequeño, pero en tan poco espacio alberga monumentos como la Basílica de Santa María la Real, la Santa Cueva, el Monasterio de San Pedro…

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

Desde la explanada donde está la basílica tenemos unas vistas panorámicas geniales, os recomiendo entrar también en ella, no os va a defraudar.

La Santa Cueva impresiona, tanto desde abajo con las vistas de la cascada, como desde su interior.

Si vais, y espero que lo hagáis, deberíais saber que tiene muchas escaleras y pendientes, pero merece la pena subir y bajar cada uno de esos peldaños.

Los lagos de Covadonga son otro mundo, desde luego que son de visita obligada. Cuando fuí a visitarlos en este viaje aún no tenían el tráfico controlado como ahora(aunque no estoy segura si es solo en fechas puntuales o todo el año), la subida a los lagos la podía hacer cualquier coche libremente.

Recuerdo que al subir no había ningún aviso de nieve, ni nada que indicase que nos iba a caer una nevada contundente y en mitad del camino de subida se puso a nevar, pero a nevar tanto que llegó un punto que no teníamos como dar la vuelta, sin cadenas llegamos al primer lago, la intensidad de la nevada aumentaba y más de ahí era imposible pasar. Me dio mucha pena no poder ver el resto de los lagos, pero la estampa era tan invernal y bonita que me consolé con eso.

La bajada de los lagos ese día fue más complicada que la subida, una furgoneta que iba delante se quedó atascada en la nieve y hubo que ayudar a sacarles de allí, después de muchos esfuerzos y la ayuda de todos salió y cada uno siguió su marcha.

Pero pude echar unas fotos que aún me dejan boquiabierta.

Espero que os gusten tanto como a mi.

previous arrow
next arrow
previous arrownext arrow
Slider

 

error: